Mercado Lonja del Barranco

¡Buenos días queridísimos míos! Hace unas semanas tuve la oportunidad de conocer de primera mano las propuestas gastronómicas del Mercado Lonja del Barranco, uno de los mercados más esperados por parte de los sevillanos y que por fin ha abierto sus puertas al público.

Tras varios problemas y muchos comentarios sobre cuando sería la apertura de este ansiado mercado, que guarda grandes similitudes con el precioso mercado de San Miguel de Madrid, este ha abierto sus puertas por fin para que todos los sevillanos pudieran disfrutar de él y se unieran a esta corriente de turismo gastronómico que intenta potenciarse con su creación.

El mercado cuenta con 20 puestos, de los cuales 18 ya han abierto al público ofreciendo a los visitantes una gran variedad gastronómica, desde un puesto especializado en quesos (una delicia para la vista y seguro que para el gusto también), una croquetería (mi preferida), un puesto con distintos tipos de salmorejo, desde el más clásico a los más innovadores, o propuestas ecológicas como las ofrecidas en el puesto ‘Huevos y Papas’. De los dos restantes, uno estará dedicado al sushi pero con toques muy andaluces, y un restante sin ocupar.

Asimismo, entre tanta propuesta gastronómica que tiene para ofrecernos el mercado, no pueden faltar la bebida, que como no es de extrañar, el edificio cuenta en la zona central con un gran puesto de Cruzcampo ofreciendonos nuestra cerveza bien fresquita. También podemos encontrarnos con una gran variedad de vinos en uno de los puestos dedicado especialmente para ellos.

Aunque el hecho que este mercado se haya establecido como una propuesta ‘gourmet’, hay que aclarar que todos los puestos venden sus productos de una increíble calidad, a precios muy populares. Es un mercado asequible a cualquier persona, tanto para tomarse un aperitivo allí mismo, como para comprar el producto y cocinarlo en casa, algo que en los tiempos de crisis en los que estamos se agradece muchísimo.

En relación a la decoración, he de decir que me ha encantado. Se da una unión perfecta entre lo tradicional y lo moderno, no sólo en la gastronomía sino también en el aspecto del mercado. Es luminoso, los puestos están bien repartidos, hay espacios preciosos para hacer vida social con una tapa y una buena cerveza y está adaptado para personas con cualquier tipo de dificultad, que es un aspecto muy importante que en muchas ocasiones olvidamos. Además, otro punto a favor de este mercado es la terraza con la que cuenta tanto en la parte trasera como en los laterales, que estoy segura servirá para desconectar en esas tardes de primavera en las que tanto apetece tomar algo con los amigos.

En definitiva, os animo a que os deis una vuelta por el Mercado Lonja del Barranco y conozcáis todos los puestos, y por supuesto que probéis algo de lo que os ofrecen por allí. Yo ya estoy planeando cuando iré a por esas croquetas de la croquetería. Os dejo con algunas fotografías para convenceros.

1

2

3

4

5

6

7

dsc_0695

Sin comentarios

Deja un comentario