¡Que no me los quiten!

Hace ya tiempo que no paso por aquí para hablaros de aquellos  productos de belleza que más me gustan y que son imprescindibles en mi día a día. Por esto, hoy quiero enseñaros esas cositas que no pueden faltar ni en mis días ni en mis noches.
Últimamente estoy probando muchos productos nuevos y poco a poco os lo iré enseñando por aquí. Algunas de las cosas que os voy a enseñar hoy seguramente ya las habréis visto por aquí, ya que como he dicho antes son imprescindibles para mí.
Como ya os expliqué aquí, para las bases de maquillaje soy muy delicada. Mi piel es mixta tirando a grasa y como me coloque una base no matificante, a las horas soy una bombilla con todo el rostro lleno de brillos. Eso se acabó cuando probé el Studio Fix Fluid de M·A·C. Es sin duda alguna una de las mejores bases que he probado y cubre muchísimo. A menudo la utilizo de día para cuando necesito que mi rostro esté todo el día en condiciones y cuando me la coloco de noche lo hago con una prebase para fijarla mejor. En el resto de ocasiones, que son la mayoría, llevo la BB Cream de Garnier para pieles grasas. Al principio me resultaba demasiado fluida y líquida pero ya la he controlado y no la cambio por nada.
Tanto la base de maquillaje de M·A·C como la BB Cream de Garnier las aplico con esta brocha de Deliplus que aunque con los coloretes, que es realmente para lo que es, va de maravilla, el resultado que me deja con la base es increíble. Incluso mejor que la mofeta de KIKO de la que también estoy muy enamorada. Fue un regalo de mi amiga Bianca que ha abierto recientemente su blog de belleza Ibiza Beauty y que os animo a que la sigáis.
Otros productos para el rostro sin los que simplemente ya no puedo vivir son los Invisible Powder de KIKO del que os hablé aquí, que no sólo hacen que el maquillaje me dure más sino que me ayuda a que no aparezcan los brillos en mi piel. He probado otros pero los que más me gustan son estos y además son bastante económicos y duraderos. Los polvos compactos Studio Careblend Pressed de M·A·C terminan de sellar mi maquillaje tanto de día como de noche y le da una tonalidad muy bonita y natural que no he encontrado con otros polvos.
Al igual que las bases, los polvos suelo aplicarlos los dos con esta brocha de KIKO, marca de la que estoy totalmente enamorada, que cayó por reyes en un estuche precioso y con el que estoy encantada.
El color y la vida llegan a mi rostro con dos coloretes esenciales para mí. Por un lado el Benetint de Benefit y por el otro el colorete Beyond Coral de la edición limitada de KIKO de verano, City Summer, que he decir que estoy enamorada de él no sólo por lo bonito que es sino porque es interminable. No sé lo que voy a hacer cuando se me termine, pero bueno, ya digo que está casi intacto y lo tengo desde hace dos años por lo menos. Para su aplicación utilizo tanto una brocha igual a la de las bases como está de mi estuche.
Pasando a los ojos, os voy a hablar un poco de la paleta de sombras de H&M. Hace un tiempo, me compré una paleta como la que veis en la primera foto pero un día de estos que decides arreglarte en casa de otra persona pues me la llevé y en el transcurso de la noche me la robaron (junto a todo lo que iba en el bolso). La paleta me encantaba y en mi opinión es realmente buena porque las sombras permanecen y son intensas y aunque tengan un poco de brillo, casi ni se nota. El caso es que en sus tiempos no quería picar más pero el otro día paseando volví a caer y se vino conmigo para casa, así que por mi parte 100% recomendada. Para su aplicación utilizo estas dos brochas también de mi estuchito bonito.
A la hora de perfilar, que antes lo hacía casi todos los días pero que últimamente me he acostumbrado con las prisas a dejarlo más apartado para ocasiones más importantes, le soy fiel a mi delineador de Deliplus. Este Eye Liner, del que os hablé aquí y os enseñé el resultado, es la muestra de que la calidad no va unida al precio. Creo que han sido los 4 euros mejor invertidos de mi vida en lo que a productos belleciles se refiere. hay gente que no les gusta el resultado que se obtiene con la aplicación directa del bote con su pincel, pero a mí la verdad es que me queda genial y me dura todo el día y más. No lo cambio por ninguno. La línea de abajo y un poco el interior lo delineo con un lápiz de KIKO que tampoco cambio por ninguno y que me da un resultado extra negro que me encanta.
El tema de las máscaras de pestaña es otra de las cosas para lo que soy también muy quisquillosa. He probado muchísimas y muchísimas marcas pero lo cierto es que aún no tengo la definitiva. Ahora mismo estoy utilizando la They’re Real! de Benefit y la Ultra Tech Curve de KIKO. La combinación de las dos para un maquillaje de noche es increíble y a mí me encanta, pero para uno de día mejor ir más natural.
Por último, para los labios no me complico mucho. En mi maquillaje es esencial un hidratante que también tengo desde hace bastante pero que me viene de perlas. Iba incluido en un regalo que me hizo un familiar de Yves Rocher con un gel de ducha y una crema hidratante con olor a frambuesa y la verdad es que lo que más he aprovechado he sido el hidratante labial ya que nunca me han atraído en exceso los productos de la marca. Posteriormente, opto por el rojo intenso ya sea con un poco de brillo con mi gloss de Lola Make Up que es mi preferido o en mate con mi barra de labios de Deliplus que pertenece a una colección limitada, o por un rosa de KIKO que fue un regalo de unos amigos muy especial y que lo aprovecho muchísimo sobre todo aplicando un contorno justo del mismo color para dar volumen al labio. Cuando quiero ir sencilla casi siempre opto por un gloss transparente que me de un poco de brillo.