Momentos mágicos que no se olvidarán

Los Juegos Olímpicos de Londres han concluido de la misma manera que empezaron, de una forma ESPECTACULAR. No tengo palabras para definir la clausura que hemos vivido esta noche y dudo mucho que algo así vuelva a repetirse.
Mañana todos los blogs y webs publicaran post sobre lo mágico que ha sido todo, desde el comienzo hasta el final. Así que aquí dejo mi huella. Estos JJOO han sido emocionantes para mí. Cada vez que nombraban un sitio o ponían imágenes de la ciudad se me ponía una sonrisa en la cara, porque mi viaje a la ciudad hace poco más de 2 semanas me ha marcado.
Todo comenzaba con una reconstrucción de Londres en el estadio donde hace apenas 1 día veíamos como Bolt lograba superar el récord mundial. Nieve y serpentinas hacían todavía más mágica la estampa. Todo esto estaba acompañado de una representación en la que cientos de personal volvían al trabajo tras una experiencia única como han sido las de los Juegos Olímpicos.

Tras un espectáculo de luces y movimientos por todo el estadio, dieron paso a los protagonistas. Fueron entrando los abanderados y los pocos deportistas (en comparación con el inicio) que todavía no habían vuelto a su país de origen. Todos ellos fueron formando la bandera de Reino Unido, junto a cientos de voluntarios con bombillas en sus cabezas, que hacían mucho más impresionante todo.
El musical de los organizadores británicos comenzaba y esto se ponía más interesante que nunca. La música de Queen era el encargado de que todos comenzáramos a soñar, o al menos yo. Luego vendría una versión de “Imagine”, de John Lennon de lo más conmovedora y posteriormente artistas de la talla de George Michael, algún que otro miembro de Pink floyd, Russell Brand entonando canciones de los Beatles, Jessie J, Tinie Tempah o Taio Cruz entre otros.
Foto: Getty images

La moda también contó con un lugar importante en esta clausura. Grandes paneles con la imagen de los modelos británicos más importantes se paseaban por el estadio. Pero esto no quedaba aquí. Tras esos paneles se encontraban las musas y el guapísimo David Gandy. Kate Moss, Naomi Campbell, Stella Tenant,  Lily Cole, Giorgia Jagger, Jourdan Dunn, Karen Elson y Lily Donaldson formaban la representación femenina. Las modelos lucieron diseños de Alexander McQueen y Victoria Beckham entre otros. Aunque todas iban muy musas, sin duda la que más destacó fue Moss.
Foto: getty images
Foto: getty images
Foto: getty images
Después de todo lo vivido, y no puedo imaginar lo que se siente al estar ahí y verlo en directo, llegaron las más esperada. Llegaron aquellas con las que crecí y que me dieron tantos ratos felices repitiendo una  y otra vez la frase de su mayor éxito “If you wanna be my lover”. Llegaron las Spice Girls y todo era perfecto. Demasiado bonito y demasiado organizado para ser real.
Para mí esto había sido suficiente. Había sido superior. Pero quedaba algo muy grande, algo que había echado en falta y que estaba a punto de producirse. Todo el estadio se levantaba. Luces amarillas y blancas aparecían en las gradas como golpes.  La gente no dejaba de aplaudir, y es que Freddie Mercury se merecía esto y mucho más. Brian May junto a Jessie J con un impresionante mono asimétrico de brillantes hacía vibrar a todo el estadio. Y también me hacía vibrar a mí.
Tras esto poco podía decir. Para mí ya todo había acabado, y sinceramente le hubiera puesto final aquí. Posteriormente un grupo de brasileños bailaba por el estadio y de pronto aparecía Pelé. No sé porqué, pero creo que Londres lo ha hecho todo tan bien, que de Brasil no espero nada sorprendente. Espero que sea todo lo contrario. Mientras veía las imágenes del baile sólo podía pensar en que dentro de 4 años ya seré periodista, y quien sabe, si con mucha suerte, me encuentro por allí haciendo algo con lo que siempre he soñado.
The Who ponía final a una clausura que ya se hacía larga. El pebetero se apagaba y unos Juegos Olímpicos que para España han sido históricos se acababan. Muchas de las medallas que España ha conseguido ha sido gracias a la presencia femenina en deportes que en otras Olimpiadas ni siquiera existían. Quizá no hemos superado el medallero de los JJOO pasados, pero si nos hemos superado a nosotros mismos. Ahora ya sólo quedan recuerdos de unas Olimpiadas que sin duda, creo que nadie podrá olvidar. Unas imágenes que yo no podré borrar.
¿Cuál fue vuestro momento favorito de la noche?
Besos y hasta la próxima

Sin comentarios

Deja un comentario