Un paseo por Londres: Sus tiendas

Si hay algo que me ha cautivado totalmente de mi viaje a Londres, es esa capacidad de crear escaparates perfectos. Creaciones que provocan que en un primer momento te quedes frente al cristal pasmada porque en tu país las cosas no se hacen así. Y posteriormente al verlo todo tan bonito y tan bien colocado te lanzas y entras a la tienda a pesar de que la mitad de las cosas que vendan en ella sean un poco inaccesible para ti. Todo eso combinado con la arquitectura de los edificios y la decoración de estos, que hacían de simples tiendas y almacenes lugares mágicos.

Hoy quiero enseñaros algunos detalles de algunas tiendas que iba viendo por mis largos paseos por la ciudad, que ahora que lo pienso fueron muchos muchísimos.

Si vas a Londres no se te olvide pasar por Fortnum & Mason. Yo no sabía de su existencia y cuando me topé con esos escaparates y esa fachada no pude resistirme. Claro está, nadie me había dicho que lo de dentro era mucho más irresistible que lo de fuera. Muchos dulces y muchos regalos increíbles.


Regent St y Oxford St son dos calles que no puedes perderte si eres adict@ a las tiendas como yo. Demasiado apetecible todo y demasiado llamativo.

Todas las bolas daban vueltas a la vez, así que imaginaros el mareo de los que estaban detrás

En Oxford St se encuentra Selfridges & Co, en la que me llevé una hora en la planta de los bolsos y la cosmética. Todo te lo presentaban tan bonito y tan atractivo que lo único que se te apetecía de verdad era sacar la tarjeta de crédito y arramplar con media tienda. La cafetería de estos almacenes es un buen sitio para tomar el famoso té ingles. Como podréis ver ahora a sus escaparates no les falta un detalle.

Como muchos sabréis el amarillo es un color que me encanta, así que podéis imaginar la emoción que sentí al ver esta sección. Era como mi mundo perfecto. Me lo hubiera llevado todo a casa, y eso que solo era una parte, que la sección seguía hasta el fondo…

Cuando estuve en Notting Hill, a parte de darme una vuelta por el mercado de Portobello, entré en una tienda que me llamó muchísimo la atención, que era AllSaints Spitalfields. Las prendas no eran lo más importante en esta tienda y puedo asegurar que 3/4 de las personas que estaban allí, se habían decidido a entrar por la decoración al igual que yo. Miles de máquinas de coser antiguas componían la decoración del establecimiento. Si vais por allí os aconsejo que entréis porque la sensación que da cuando miras a tu alrededor y solo ves máquinas de todos los tiempos es increíble.
Todos sabéis que Harrods es parada obligatoria. Ya os puse algunas fotos en el post anterior. Mi perdición fue la planta de la ropa femenina y los zapatos. No se ni como se me ocurrió pasarme por ahí, sabiendo la depresión que podría coger luego… En fin, posteriormente pasé por Harvey Nichols y volví a quedarme parada un rato delante de sus escaparates.

Los animales y parte de los maniquís estaban fabricados con cables
En este caso casi todo el decorado estaba compuesto de placas electrónicas

Y así, después de 6 días recorriendo la ciudad de arriba a abajo, una y otra vez, me despedía la última noche en Londres con esta imagen. Me encantó ver iluminado Harrods.
¿Qué os ha gustado más? 
Muchos besos y hasta la próxima

3 Comentario

  • Responder Rocío Reche Selas 30 Julio, 2012 at 10:34 am

    Carmen, a ahorrar que nos vamos!!!!
    Que post maaaaas tentador y que bonitooooo!!!
    Besos preciosaaaa

  • Responder gloriabenditamodaetica 30 Julio, 2012 at 3:07 pm

    Me ha encantado este viaje a los escaparates, que no me han podido gustar más!!!

  • Responder Lola 19 Agosto, 2012 at 8:58 pm

    Me encanto todo♥

  • Deja un comentario